La iglesia de Santa Catalina es una de las primitivas parroquias de Sevilla. Su bello estilo gótico mudejar, mezcla de influencias cristianas y árabes, se ve completado con piezas como el deslumbrante sagrario barroco. Por su enorme valor histórico y artístico la iglesia es, desde 1911, Monumento Nacional.

Actualmente se encuentra cerrada por sufrir importantes daños en su estructura, que amenazan incluso la supervivencia del templo.

Se ha iniciado un costoso proceso de restauración, y los responsables de la parroquia han lanzado un llamamiento para reunir fondos con tal fin.

Desde aquí nos sumamos a ese llamamiento, ya que salvar Santa Catalina es preservar un trozo venerable de la Historia de Sevilla.

Anuncios